¿Quieres invertir? Selecciona la región en la que vives

Close window
Sevilla Catalunya Euskadi

¿Qué son las Asociaciones de Apoyo?

Las Asociaciones de Apoyo a Oikocredit son colectivos de personas voluntarias constituidas legalmente en forma de asociaciones sin ánimo de lucro. Los socios y socias de estas asociaciones llevan a cabo tareas de sensibilización y difusión de la misión de Oikocredit y son una parte muy importante de la organización. Las Asociaciones de Apoyo son socias directas de la cooperativa Oikocredit Internacional, y como tales, representan en ella a todos sus socios y socias de España. Actualmente existen 3 Asociaciones de Apoyo: País Vasco, Catalunya y Sevilla.

También existe un grupo de voluntariado activo en Madrid (puedes encontrar más información sobre este grupo y sus actividades en: www.madrid.oikocredit.es).

Buscar

Con mis gallinas, me siento libre

Con mis gallinas, me siento libre

Blog 1.jpg01 febrero | 2019

El mes pasado, un grupo de inversores, voluntarios y personal de Oikocredit pasaron una semana en Perú en un viaje de estudio (Study Tour). Uno de los socios que visitaron, fue la organización de inclusión financiera ProEmpresa y algunos de sus clientes en los suburbios de Lima. Marion Wedegärtner de la Asociación de Apoyo de Alemania Occidental de Oikocredit compartió sus impresiones del viaje.

Empezamos visitando a Dimas Morales. Ella fue la primera de una línea de mujeres impresionantes y de voluntad de hierro que conocimos durante nuestro viaje de estudio.

Lima, la capital se encuentra en el desierto. A medida que nos dirigimos al sureste, se hace más evidente. "Cada pedazo de vegetación que ves, todo lo que florece y florece, ha sido plantado e irrigado", dice Leila Loaiza, nuestra traductora. En las partes más ricas de Lima, palmeras y arbustos crecen detrás de las paredes y en los jardines.

En la oficina de ProEmpresa, la organización socia de Oikocredit en Manchay, un vecindario a una hora y media en coche del exclusivo barrio costero de Miraflores en Lima, una empleada tiene que limpiar constantemente las mesas y los pisos para mantenerlos libres de polvo, ya que en Manchay el polvo a menudo es difícil ver los contornos de las casas y colinas

Continuando nuestro viaje, nuestra ruta nos lleva por caminos de gravilla con vistas que recuerdan a muchos otros lugares del mundo: huellas de tierra, viviendas sencillas que se asemejan a un sitio de construcción permanente, montones de basura regularmente rastreadas en busca de algo utilizable, perros que vagan de un sitio a otro. De vez en cuando, vemos un poco de vegetación asomándose, o un Papá Noel y sus renos vigilando la puerta.

El 75% de las personas que viven aquí son migrantes. El ochenta por ciento tiene acceso a un sistema de suministro de agua: el resto tiene que comprar agua potable a empresas privadas que realizan entregas por camión y llenan los tanques.

La población de Manchay se extiende por las colinas circundantes. El área ve una continua afluencia de recién llegados: desde el Amazonas, desde los Andes y desde Venezuela, buscando las mejores condiciones de vida en Lima.

Unos baches más lejos, camino arriba en las colinas, nos espera Dimas Morales. Dimas es un clienta de ProEmpresa, que posee 700 gallinas, algunos gallos y varios cerdos.

Dimas Morales: exitosa empresaria y cliente de ProEmpresa, la organización socia de Oikocredit.

Recuerdos y frases que Dimas compartió con nosotras.


Es pequeña, ágil, llena de confianza en sí misma, haciendo una declaración fuerte (y digna de ser impresa) después de la otra.

  1. "Al dinero no le importa cómo se ve o qué edad tiene". 
  2. “Desde que era niño, sabía que no quería depender de un esposo o un hijo.
  3. "Siempre me he cuidado".
  4. "Cuando estoy con mis gallinas, me siento libre y en paz".
  5. "Solo puedo imaginar lo que podría haber logrado si hubiera podido continuar mi educación".

Buen sentido de los negocios

Para Dimas, de 68 años, salir de “la selva” hace cinco años para mudarse a las afueras de Lima fue una decisión de negocios. Criar ganado en la jungla era muy costoso y daba pocos beneficios. Dos de sus hijos viven en Lima; Una es enfermera y la otra trabaja en la construcción. Aunque ambos apoyan el negocio de su madre, sigue siendo suyo. Solo ella y su trabajo, esto es muy importante para ella, un hecho que enfatiza colocando su mano firmemente en su pecho.

Cuando llegó a Manchay, pidió un préstamo para comprar cerdos. La cría de cerdos es cara. Hace falta tiempo hasta lograr que un cerdo pueda venderse con un margen de ganancia. Hasta entonces, Dimas tiene que invertir, invertir e invertir. De hecho, a Dimas no le ha resultado fácil pagar. "Pero no quiero atrasarme con mis pagos", dice ella. Como consecuencia, Dimas decidió cambiarse a la cria de pollos y buscó una institución financiera que pudiera ofrecerle lo que necesitaba. ProEmpresa fue la respuesta.

Dimas está ahora en su quinto préstamo con ProEmpresa (4,000 nuevos soles peruanos o aproximadamente 1,000€). "Muchas otras instituciones de microfinanzas encuentran que proporcionar algún tipo de servicio a los clientes aquí es demasiado difícil", dice Peter Mediano Gonzáles, el oficial de préstamos de Dimas, que nos acompañó.

Nuestro grupo de viajes de estudio fue impresionado por Dimas Morales.

Tecnologías innovadoras


Dimas Morales cuidad de sus gallinas dos años y medio. A los seis meses ponen sus primeros huevos, y cuando pesan siete kilos, ella los vende. Dimas mantiene varias razas de gallinas; incluso trajo una raza particular con ella desde la jungla.

Alimentar con maíz morado y coliflor, por ejemplo, le da a los huevos un sabor especial. Hacer esto le permite a Dimas vender un kilo por 12 soles en el mercado, en lugar de los cuatro soles habituales.

Acompañamos a Dimas parte del camino cuesta abajo, donde nos encontramos con su esposo, Teófanes Espinoza, en el segundo gallinero. Luego descendemos más a su casa, donde hay dos refrigeradores en el patio. El hijo de Dimas, Neider, los ha convertido en incubadoras. “Cuando mi madre comenzó con las gallinas y los huevos, me preguntaba cómo podría trabajar de manera más eficiente. El problema fue que el enfoque tradicional dio lugar a que los pollitos eclosionaran en diferentes momentos ".

Neider, un trabajador de la construcción por oficio, se informó en uno de los muchos cibercafés de Manchay, viendo videos de YouTube. Teniendo en cuenta que "no debe costar mucho", modificó los frigoríficos viejos, instalando medidores de temperatura y un sistema de rotación que simula el comportamiento de las gallinas (es decir, hacer girar los huevos mientras está sentado sobre ellos). Un pequeño “moto taxi” (tuk tuk) estacionado frente a la casa sirve como un generador de energía de emergencia. Todo funciona bien.

Las ideas innovadoras de Neider Morales han convertido la cría de pollos de su madre en un éxito aún mayor.

Viendo el futuro


Según Dimas Morales, "no es un trabajo duro". Sus tareas agrícolas la mantienen ocupada tres horas al día. Ella espera poder seguir haciéndolo por el resto de su vida, junto con su pequeña plantación de café en la jungla, donde trabaja durante la cosecha.

Además, Dimas planea aumentar su granja a 5,000 gallinas. Esto es cuando Dimas nos dice que ella solo fue a la escuela durante dos años, diciendo: "Solo puedo imaginar lo que podría haber logrado si hubiera continuado mi educación".

Dimas Morales tiene muchos objetivos: tener una granja más grande es solo uno de ellos.

« Atrás